Pasé mi vida entre andenes.

Pasé mi vida entre andenes.

27 ago. 2011

Tan diferente...


Siempre te guías por las voces que se encuentran a tu alrededor, nunca por la tuya. Como todos los días, te levantas de la cama cansada, sin apetito, no era un día cualquiera ya que después de un verano largo y agotador no tienes nada de ganas de empezar un nuevo año, porque te quitaron de tu vida una de las cosas que se estaban haciendo imprescindible en esos momentos, una sonrisa se esfumará y empezaremos como si nada como llevas haciendo todos los días desde que naciste. Siempre empezabas con ilusión un curso nuevo, pero no sé, esta vez quizá fuera diferente, quizá fuera mejor, cosa que dudabas mucho y corres veloz, con actitud, levantas la cabeza y vas a la entrada, ves a tus amigas y disimulas contando las historietas de adolescentes de siempre, aunque fuera mentira, ya que tú eras diferente y no te querías sentir alejada del resto.