Pasé mi vida entre andenes.

Pasé mi vida entre andenes.

24 sept. 2013

Para poder sentir-te.

Hablo de escribir para olvidar, de guardar pequeños secretos en pequeños recuerdos que se van a disolver con el paso del tiempo, entre el humo del olvido, entre copas, entre pasado.
Hablo de eso que se llama deshojar palabras entre líneas cuando estás a punto de cambiar tu rutina, de volver a pasar otra vez por lo mismo, de pasar por la vida sin hacer ruido, de cerrar puertas y a la vez de abrir otras, hablo de cantar a escondidas y no poderlas terminar los versos por los recuerdos que te traen, por las despedidas, por los abrazos rotos en acuerdos...
Hablo de escribir para poder sentir-te. Para aprender de tu geografía a oscuras, si me dejas, para petrificar momentos y para poder desenvolverme entre nuestras sábanas desechas tras la estampida.
Hablo de escribir para no esconderme, para remover el mundo, para cambiarlo. Hablo de eso que muy pocos quieren saber, de lo inhóspito, de lo diferente y marginado.
Escribo para mi, para ti, para vosotros, y por vosotros.

16 sept. 2013

Una declaración de autoayuda.

Y te das cuenta de las veces que no has llegado a entender las cosas, de las veces que te has pegado contra las paredes sintiendo decepción, autoayuda, de sentir que te falta algo cuando en realidad lo tenías todo; te das cuentas de que lo que antes era negro, ahora es un pasado ahogado que apenas duele, y que lo que antes buscabas y has encontrado ha ido calando poco a poco sin ser consciente de ello. Me he dado cuenta de las personas que realmente valen la pena, las que me han dejado por el camino, y las que me quedan por descubrir; me sigo dando cuenta de que hay gente, mucha gente, mi gente, que me quieren muchísimo como nunca pensaba que era, que las amistades de toda la vida no siempre sobreviven y que las nuevas se pueden estancar también. Cuando empiezas cada año, recoges los apuntes, revuelves la habitación y descubres tu colección de puntas de los lápices con los que coloreabas en el colegio y te entra pena, tú misma dices que eres feliz porque has cerrado dos de las etapas más importantes de tu vida, pero en realidad estás deseando volver a comenzar de nuevo por el principio. Y de repente suena una canción en 'aleatorio' que te recuerda todo aquello que viviste y que no vas a volver a vivir, ahí es cuando los cuadernos se rompen y la tinta destiñe todo nuestro bonito, y añorado pasado.

6 sept. 2013

Tras el deshielo.

Si la realidad nos pone frenos,
si el pintalabios se gasta a besos,
y si las nubes nos dejan perdernos
y desatas las promesas del recuerdo.

Me prometiste quedarte un día más
en mi edredón tras el deshielo.
Me prometiste no huir una vez más
y destruir este 'quiero y no puedo'.

Tus manos encendieron mi pecho al amanecer
mis ganas, tu pelo, nuestros sueños de papel.
Quisiste poner una excusa para no perderme
entre las historias que me enseñaron a crecer.

Y si me da por contar las gotas de sudor
que se desplegaban por mi habitación,
y si me da por morderte la clavícula
hasta deshacerte los huesos del calor.

Y si me da por contarte mis historias
pídeme entrar en mis memorias.
y si me da por cantar a estas horas
pídeme que sea a deshoras.