Pasé mi vida entre andenes.

Pasé mi vida entre andenes.

26 nov. 2011

Ser presión y desaparecer sigilosamente.

Cuando eres consciente de que nada es como algún día imaginaste, de que alguien te deja olvidada como gotas de lluvia en un cristal roto...

11 nov. 2011

Fui mi propia trampa.

Ibas tropezando por un camino lleno de piedras pero nunca te caías, tenías un equilibrio sobrenatural, ese camino empezó a doler hasta que te quemó poco a poco la planta del pie, lo notabas, sufrías, pero no querías parar de hacerlo. Siempre solías pensar que tú podías con todo pero de lo que no eras consciente era de que aquello no era cierto, que notabas un ligero cosquilleo no muy agradable que te hacía parar en medio del trayecto. A veces te preguntabas por qué eras incapaz de seguir intentándolo al menos, pero es que llegas a un punto en el cual te resulta imposible, nadie te ayuda en ello.