Pasé mi vida entre andenes.

Pasé mi vida entre andenes.

10 dic. 2012

Dialogáis con vuestro ombligo y nosotros con la palabra revolución.

Cambiáis educación por represión,
políticos de corbata.
Metéis la igualdad en un jarrón
y vuestros ciudadanos, ¿callan?

Dialogáis con vuestro ombligo
y nosotros con la palabra revolución.
Si no cambiáis el camino
se va a la mierda nuestra educación.

Despreciáis el bien común,
manipuláis a base de competir,
no enferméis en horario lectivo aún,
que el dinero no se puede compartir.

Aparecen niños de uniforme por la tele
con padres empresarios de privilegio,
ver morir a niños de hambre no les duele
ni los que no pueden pagarse un colegio.

Dialogáis con vuestro ombligo
y nosotros con la palabra revolución.
Si no cambiáis el camino
se va a la mierda nuestra educación.

La sanidad se vende, se privatiza,
dicen los golpistas en el Senado,
pancartas, voces y silbatos gritan,
contra todo lo que se están cargando.

¿Retroceso? ¿Dónde? Porque en mi bolsillo no,
vendedores de fracasos económicos,
corrupción, hipocresía, manipulación,
encerrados en sus políticas a las que decimos NO.

Dialogáis con vuestro ombligo
y nosotros con la palabra revolución.
Si no cambiáis el camino
se va a la mierda nuestra educación.

19 nov. 2012

Quizá volverás.

Cada noche te refugiabas en mis brazos
eres todo lo que he esperado
cambiaste mi forma de pensar
y le enseñaste a mis ideas brotar.

Nunca cambié tus sueños por los míos,
eran nuestros, de los dos, cumplidos.
Era un cuento, uno cualquiera, cansado de esperar
a príncipes y princesas que no vendrán.

No puedo dejar de pensar que te vas
que no vuelves, que te has ido una vez más.
No sé por qué la vida es un quizá volverás
promesas que insultan a un jamás.

Terminé de creerme tus malditas historias
infectadas de quinientas mentiras piadosas.
Acabé emprendiendo una nueva escapatoria
y desgasté mis recuerdos esperando horas .

Caminé por los bares y me encontré con tu sonrisa
cargada de motivos y caricias compartidas
creí en la utopía, había que soñar
despiertos, dormidos, y caminar.

No puedo dejar de pensar que te vas
que no vuelves, que te has ido una vez más.
No sé por qué la vida es un quizá volverás
promesas que insultan a un jamás.

7 nov. 2012

Fuiste mi único motivo.

Sin pensar que vuelve a amanecer
decidí soñar con tus manos
y acaricio mi obsesión de perder
fracasando en controlar mis pasos.

Me enseñaste a volar por encima del tejado
sonreí por cada abrazo que me has dado,
sin querer llegué a escribir mi pasado más feliz
traficando con sonrisas que tal vez un día perdí.

Y caminé por la senda del destino
acompañada de mariposas sin latidos,
y combatí mis lágrimas en tiempos perdidos
sin saber que todo fue por un motivo.

Sin pensar en tus errores
fui testigo de canciones
que enterraba situaciones
de mil historias que aprendí.

Me enseñaste a sumar opciones
cambié un "no puedo" por convicciones
creí ser alumna de profesores
que cambiaron mi porvenir.

Y caminé por la senda del destino
acompañada de mariposas sin latidos,
y combatí mis lágrimas en tiempos perdidos
sin saber que todo fue por un motivo...

Despedida de papel, fuiste mi único motivo.

9 oct. 2012

Invierto energía para desfallecer.

Invertir energía en cumplir mis normas de nostalgia de creer en el infinito y quedarme en el cero. Tengo tantas capas de indiferencia por terminar de dibujar que acabé siendo capturada por el miedo. Ayer confundí a la almohada con con mi vida, hoy regalo mi vida a la almohada y no me hago responsable de sus caóticos actos de mediodía.
Tan próximo está el futuro de mi, que de ti, sólo hace falta llevar todo este tiempo evitándolo para tenerlo en frente de mi. Quiero tu revolución, mi libertad y la llave del candado de tu taquilla, quiero coger todas tus cosas e irme, pero no puedo hacerlo. Detesto las despedidas, los cambios, los recuerdos que ahogan y los silencios que acaban en abrazos, odio odiar tanto al olvido y olvidaros, odio los cuentos de siempre, el tiempo y las ganas con las que te empeñas en abrir una puerta para luego volverla a cerrar.
Todo me irá bien, lo prometo.


Escrito el: 30-9-2012.

11 sept. 2012

Fuiste, eres y serás, Manuel.

Manuel
Ocupabas algo eterno dentro de esas cuatro paredes que te brindaron la oportunidad de conseguir abrir nuestras mentes atrapadas por el miedo de conocer el mundo, otras culturas, otros idiomas y de sentirte solo en un país desconocido. Gracias a ti hemos aprendido a sumar opciones personales y de futuro, a ser valientes y a enfrentarnos a todas las dificultades que se nos cruzaran por el camino. Somos lo que soñamos ser y ese sueño no es tanto una meta, como una energía, la que nos regalabas día a día por los pasillos con esa sonrisa tan característica tuya, Manuel. Ahora caemos y dentro de un tiempo conseguiremos levantarnos, es lo que hubieras querido, y así haremos, cada día la vida empieza de nuevo y seguimos aquí contigo. Pero todo se sostiene en la memoria, cada una de las horas de más que compartías por amor a tu profesión y las ganas con las que nos transmitías tu dedicación a todos nosotros sin excepción y sin pedir nunca nada a cambio, y tu optimismo de que todo saldría tal y como lo habías planeado. La melancolía es como la espuma en las olas, donde se alzan los sueños, los sueños están cargados de empeño, de trabajo, de lucha, de valentía, de superación, de seguir tejiendo ilusiones y viajes cargados de experiencias que solo tú, Manuel, hiciste únicas e inolvidables. Qué bien se te daba eso de dejar huella en cada trocito del mundo que descubrías para experimentar un nuevo intercambio con historias que marcaban nuestras vidas, cada año diferentes. Nos enseñaste que todo era posible, y nunca supiste decepcionar, jamás dejaste de sonreír a los problemas y seguir abrazando a las personas que te importaban. Te debemos miles de sueños que nos quedan por emprender, porque fuiste tú el que nos abrió las puertas de nuestro trayecto. Manuel, nos enseñaste a no abandonar nunca el campo de batalla sin antes haber luchado. Nunca quisiste que todo esto fuera una excusa para dejarnos, y debes saber que estés donde estés Manuel, siempre fuiste, eres y serás nuestro profesor, compañero y amigo. 
http://www.youtube.com/watch?v=H14AkEQkAqw

3 sept. 2012

Mis 17..

Mis 17 se hicieron de rogar, estaban apuñalados por las despedidas que estaban aún por llegar, por las que ya dolieron, por las que ya he olvidado. He regalado sonrisas, abrazos, besos, cartas hechas a manos, miradas, silencios.. Pero también he decepcionado, he matado ilusiones con mis momentos de pesimismo, he pisoteado a compañeros de trayecto y he hecho aguantar a las personas de mi alrededor todo lo que he pasado.... Estar feliz no significa siempre serlo, pero hoy al menos lo soy, y, quizá, la razón que me ha empujado a escribir esto sea todos vosotros que ahora estáis leyendo esto, esas personas que día a día están ahí, y que sea lo que tenga que pasar no me diréis adiós. Esta cifra me ha estado acompañando siempre, 17, y no creo en todas esas mierdas de supersticiones, pero al menos me queda esa ilusión de pedirme ese número para el dorsal de la camiseta de mi equipo de baloncesto de toda la vida, al que añoro de vez en cuando... Mi infancia fue feliz, al ir creciendo se fueron torciendo cosas en mi vida, me di cuenta de que era demasiado débil, y que he ido prestando mis pulmones a los demás, y ahora pago los recibos de no poder respirar. En estos 17 años he aprendido que la vida tiene etapas, y que cambia a medida que pasa el tiempo, quieras o no... He aprendido de los errores, he cambiado cuando he tenido que cambiar, he fingido sonrisas y he llorado cuando ya no podía más. Siempre he sido como la rarita que piensa, escribe y se manifiesta por sus ideales, la que muere por los cantautores y no le interesa la música comercial, la que se entiende con los profesores mejor que con los demás, la criticona de turno que quería callar bocas con los debates en clase, la que hacía las redacciones de filosofía con una sonrisa en la cara... Yo creo que lo bonito está en la diferencia, y que es eso lo que define a una persona. Creo que mis defectos y mis virtudes nunca me han abandonado, así que yo tampoco voy a abandonarles, me queda vivir lo que aún no he vivido. El tiempo pasa, pero nadie conseguirá callar mis palabras. Mis 17 ya están aquí, acompañandome en la rutina y en mis sueños.

10 ago. 2012

Verde por fuera, roja por dentro.


Acusada de delincuente,
con la excusa de abrir la mente.
Maltratada por el Gobierno,
participante de un encierro.

En contra de estos recortes de mierda,
manifestante de primera.
Emprendedora de sueños,
enamorada del “sí podemos”.

Alumna de la enseñanza pública
consciente de cuánto la desprestigian.
Con canciones, fuerza, ilusión, lucha
derrotaremos al enemigo, pero siempre, TOD@S JUNT@S.

Silenciosamente nos intentan callar,
como si no lo pudiéramos escuchar.
Nos tratan como borregos,
dan la vuelta al reloj y retrocedemos.

El color verde nos ha protegido todo el año,
pero el rojo lo llevamos inyectado en vena.
Millones de voces, pancartas, lágrimas,
han secuestrado a Madrid y a toda España.

Y seguiremos comprometidos a que es posible cambiar
lo que nuestros yayos nos regalaron con su lucha,
una educación gratuita, de calidad,
porque la igualdad nos enseña que es de tod@s y para tod@s,
un derecho que nos intentan quitar, para no poder pintar sonrisas.
No dejes a tus hijos sin futuro, recuerda que lo construyen ellos.



26 jul. 2012

Te debo un silencio.

Te busco en la noche,
el día ya se me hizo eterno,
anclada en tu coche
te debo un silencio.

Me cortas las alas ahora
sigo soñando que vas a volver
pero no pasan las horas
mil y un amanecer.

Quítame el pañuelo de los ojos,
átame a tu cintura
somos demasiado vanidosos
soñaremos en pintura.

Y me dirás mentiras,
y yo seduciré a la verdad.
Imprimo nuestras vidas
quien juró tener piedad.

Maniático del adiós,
prometiste tintar los recuerdos.
Bailé de la mano con el pasado,
el tiempo incumple los acuerdos.

Crecí, llegué tarde,
pero el futuro llegó este otoño,
volveremos a pisar la calle
llena de charcos y alboroto.




25 jul. 2012

Tu ritmo, mis pasos.

Dicen que las mejores personas aparecen en tu vida en los momentos más difíciles, y son ellos los que te levantan, tú me has levantado. No tienes ni idea de lo que es despertar y saber que hay alguien ahí, que no estás sola. He conocido a cientos personas, unas se han ido sin hacer ruido, otras simplemente están ahí pero realmente pasan desapercibidas, están también las que ignoran tus lágrimas y te juran su amistad; pero las que realmente admiro son esas que te regalan una sonrisa sin pedir nada a cambio, o, una mirada, una palabra, esas que te dan un abrazo cuando más lo necesitas, cuando no hay otra cosa que quieras en ese maldito momento.
Tienes la manía de repetirme una y otra vez que no eres fuerte, pero, y ¿qué importa? Siempre has superado cada piedra que se cruzaba en tu camino. Tu voz me enseñó a seguir el ritmo de mi vida al son de tus pasos. Soy una completa idiota al no confiar en los para siempre, pero sé, que esta vez hay algo en mi vida que es real, y es que eres capaz de capturar los momentos que vinieron acompañados de la mano de la casualidad. 
No he encontrado el motivo aún de tu sonrisa contagiosa de cada día, ni el amor que desprendes con tus historias enterradas en las letras de tus canciones. Soy consciente de que somos dos cuerpos atrapados en nostalgia, y que juntas caemos, pero juntas nos levantamos. Hay veces que siento que te alejas, pero siempre, en el momento adecuado eres capaz de callar las mentiras y tallar cada recuerdo atado al ayer y hacerlo presente. Quizá me haya reinventado con tu llegada, quizá sea invencible por la fuerza que ahora corre por mis venas, quizá me hayas inyectado complicidad, quizá ahora, algo especial será lo único que haga a mis lágrimas disparar a la utópica felicidad. Y que le den a la razón si alguna vez quiere jugar en nuestra contra, ya estaremos las dos para soñar poesía.
A veces me planteo si habrá despedida, si todo esto se irá tal y como vino, si se hará humo, si un verano será capaz de quemar lo que un día el invierno nos dio. Y si es así, si de verdad te vas algún día, no confíes en el destino, no lo hagas por favor, al menos no conmigo, porque para mi nunca te habrás ido, y lo sé, sé que dicen que todo, TODO, tiene un final, yo me quedo con los 10 segundos en que tus ojos verdes me miran y borran esa palabra de mi diccionario. Te juro que siempre he aceptado las reglas de la vida, pero déjame descolocarlas esta vez. Me has enseñado a vivir, a no seguir normas y a volar para algún día despertar y por fin ser libre y vivir. Distorsionas mis pensamientos y detienes la realidad que nos envuelve, juntas hemos sido capaces de mezclar ideas y opiniones con las que nadie pude compartir durante todos los días de mi vida. Es un privilegio tenerte, sabes que siempre lo he dicho, te mereces todo un mundo para ti sola. Nunca dejes de soñar, ni en tus sueños, ni en tu realidad. Y si hay alguna razón por la que diría NO a volver atrás, sería por el miedo a volver y no encontrarte.

21 jul. 2012

Adiós.

Soy una fugitiva apoderada de vuestro olor que me encuentro, o no, cuando vuelvo, al menos yo siempre vuelvo. Toda mi vida se ha basado en caer por cada despedida y levantarme fingiendo sonrisas, creyéndome fuerte. He pasado por miles de canciones que me transportaban al pasado, cien y una noches que soñaban con cada recuerdo. Pasa el tiempo, y soy consciente de todo lo que he perdido, soy experta en matar horas empeñada en negarme que no voy a olvidar lo que algún día me dio la vida. Me dejé horas y horas en sacar sonrisas, las que yo nunca tuve, y han huido de mi, cada uno de vosotros me habéis arrancado un trozo de mi, pero tengo que seguir, ¿cómo? No lo sé, nunca lo he sabido, nadie me ha respondido jamás a esa maldita pregunta que me persigue por cada paso que doy.
A veces me pregunto si alguna vez piensan en mi, si se han olvidado completamente, si me han buscado aunque sólo sea en sueños, si han pensado en escribirme, pero para qué mentir, son lecciones de vida imposibles de comprender. Y ya estoy cansada, me siento decepcionada, me siento atada al insomnio y al dolor, estoy cansada de escuchar las mismas promesas de siempre que son incapaces de cumplir.
A pesar de todo, en todo este tiempo he aprendido a la vida pasa, y no puedo hacer nada para cambiarlo, y que los amigos no se olvidan de ti, los que de verdad te quieren siempre están ahí, y que por mucho que me duela, por mucho que me arrepienta, sé que decir adiós es lo mejor.

3 jul. 2012

Nuestra historia desconocida.

Una luz se desmayó en el inmenso abismo del silencio,
no fue un espejismo, apenas fui consciente de tu adiós.
Todo pasó ante un charco al que miraba durmiendo,
sentí una espina clavada como el hielo, todo se desvaneció.

Me dejaste con mil palabras, en tu mundo
Concédeme al menos un segundo, 
para decirte el último adiós, 
para ver esa mirada por la que me hundo.

Vete, pero no me des la espalda,
soy más fuerte, recuerda mis versos
no vale con echar a correr descalza,
ya te fundiste en mis huesos.

Perdona si no supe aceptar esta complicidad,
tuve que alejarme de ti, no hallé otra solución.
Ando entre vagones de metro por tu ciudad
Con la carga al hombro de una nueva decepción.

Lo que daría por encontrarte después de tu huida.
Guardé la última lágrima que de ti conocía.
Arrojé cada recuerdo nuestro que tenía.
Fui capaz de escribir nuestra historia desconocida.

18 jun. 2012

ALUMNA.

Alumna soy, alumna seré.
Alumna para mi, también para ti.
Alumna en lo bueno, en lo malo, en la soledad y en la cooperación.
Alumna emprendedora de sueños.
Alumna, amante del conocimiento, de la libertad.
Alumna capaz de nada, y de todo.
Alumna consciente de la educación que saboreas.
Alumna que comete errores, luego los supera sin creces, de todo se aprende.
Alumna. Tú, que intentas superarte día a día, que lo consigas o no, nunca te dejas vencer.
Alumna de educadores que se dejan la piel para formarte, para que tus ideas te hagan persona, capaces de sacar de ti lo imposible.
¿Imposible? Siempre te enseñaron a borrar esa palabra de tu mente.
¿Menos inteligente? -No, diferente, es lo que te hace especial.
¿Excelente? -Puede. Cada uno llega a donde puede. Para mi la excelencia es llegar a ser capaces de cooperar todos juntos y nunca llegar a competir para "ser mejor" que otros.
Alumna de tu sonrisa, de tus experiencias, de tus recuerdos, de tu carácter optimista, de tu realismo ante el mundo, de tu buscar soluciones continuas para salir de esta, de tus ánimos que nunca se perdieron por el camino.
Alumna del respeto, es la primera palabra que me enseñaste.
Alumna seré siempre de mi, supero cosas yo misma que no hubiera imaginado.
Alumna tuya, alumno mío, juntos aprenderemos.
Alumna, futura docente y creadora de sueños posibles. Nunca desconfíes de ti, el camino de tu vida al fin y al cabo te lo construyes tú.

9 jun. 2012

Querida Paloma:

    Tenía tantas ideas en la cabeza que no sabía por donde empezar…
 Hoy hace veinte años del principio de todo esto, de la batalla que emprendiste y hoy abandonas. Comenzó en un bonito septiembre lleno de ilusión, nuevos proyectos, nuevas caras, nuevos valores que regalar. Cuando te pares a pensar de verdad, y te sientes a estudiar todos y cada uno de los momentos vividos dentro de estas cuatro paredes, los buenos y los malos, tal vez seas consciente de la decisión que has tomado. Estamos seguros de que has pasado por mil cosas pero, ¿sabes?, todo lo has superado tú sola, aquí nadie te ha regalado nada, todo te lo has ganado tú, te has ganado nuestro corazón.
 Realmente no eras consciente de todo lo innecesario de la vida aquí, porque hasta ahora, todo lo que se había cruzado ante tus ojos había sido imprescindible para seguir bajo este techo.
Se puede hacer aburrido pensar en lo que tienes que hacer cada día, levantarse a las siete de la mañana, llegar puntual, aguantar a “psicópatas” en clase, corregir… Y parece que día a día nada cambia, pero cuando miras atrás, todo es diferente… Cada año, nuevas y diferentes personas, nuevas despedidas… Pero como tú dices, son ciclos de la vida que no puedes evitar por mucho que nos cueste aceptarlo.
Después de todo este tiempo, no queremos que te vayas con mal sabor de boca, queremos que este cambio te sirva para recordar, pero también para sonreír al pasado y pensar en que todo va a ir a mejor... Una vida nueva, nunca es tarde para volver a empezar.
Recordando tiempos pasados me di cuenta de que todo había empezado mucho antes de lo que pensábamos, hace justo cinco años en nuestro primer año de instituto, allí estabas tú, en clase de alternativa de 1º B de la E.S.O… Con esto te queremos decir que has dejado huella y que vayas a donde vayas, nunca te olvidaremos.
Solo queda agradecerte tus charlas, reflexiones, gestos y sonrisas. Gracias también por conseguir que viésemos la filosofía desde otra perspectiva, como algo esencial en nuestra formación, tanto profesional como personalmente, por hacernos pensar sobre el sentido de la vida, por ayudarnos a crecer, madurar y a encontrar los misterios de existir. Ésta es tu no despedida, porque tú nunca te habrás ido para nosotros.
Gracias.
Ruth Mesa.

31 may. 2012

Despedida.

Tal vez, al salir por aquella puerta camines en medio de lo indeciso dando vueltas y vueltas sin saber muy bien a dónde conducirán tus pasos o si este camino que trazaste algún día había llegado a existir.

28 abr. 2012

Libertad atrapada.


Llevo demasiado tiempo enterrada bajo la misma mierda, en una sociedad que me enjaula, atrapada sin ver la luz, sin encontrarle el más mínimo sentido a la palabra vivir. ¿Libertad? Tanto hablan de esta otra que parece que se han olvidado de su verdadero significado. Todo este tiempo lo he malgastado en pensar ¿qué es ser normal? ¿Acaso “alguien normal” es capaz de hablar de libertad? Tal vez este sea el momento oportuno para decir que sólo quedamos tú, yo y el maldito miedo apoderado de nosotros. Ahora intenta respirar (inspira y espira) ¿lo notas? No es oxígeno, el sometimiento al que nos acostumbran con el tiempo os ha vencido a todos y a cada uno de los que sufrís aquí dentro, dejando siempre la misma asignatura para septiembre, aceptando cosas de las que te haces dependiente tú sola después de haber estado bajo el mando de las personas que se sitúan frente a ti todos los minutos de tu vida, y sigo en la batalla, en no dejarme influenciar por nadie, y lo sé, soy consciente de que tarde o temprano yo también caeré, pero de algo estoy segura: Mortem aut meam. (Su muerte o la mía).

-Primera escena del corto.

24 mar. 2012

El tren que paró para mi. 20-01-2012.

Hacía mucho que no me enamoraba, pero enamorarte de esas palabras que te susurran de viaje a casa, llenos de sufrimiento y superación, con una canción, nuestra canción, de fondo, con el volumen perfecto como si la hubieran puesto para ese momento.
¿Nunca has querido volar dado de la mano con aquella persona? Quizá la pregunta se quedara en blanco, pero estabas deseando que no fuera sólo imaginación después de ver aquella película.
De todas formas algo había cambiado, así, de pronto, alguien te había hecho fuerte, alguien que fuera el motivo de tu sonrisa, alguien que después de ese beso te dijera que le habías cambiado la vida, y que todo ese sufrimiento se iba calmando poco a poco a tu lado. 
Esa persona que un día te enseñó que la confianza era algo esencial para estar juntos, y la mía la tenía asegurada. Él, que cada por cada minuto del día me demuestra que me quiere aún más.
Todos esos conjuros secretos guardados bajo llave con una contraseña que ¿quién sabe? quizá nadie la sepa o no la quieran revelar jamás...
Letras de canciones, películas, caricias, miradas, frases, olores, abrazos, besos, te quieros.... Quiero que sigan siendo suyos...
Seremos lo que hemos sido en todo este tiempo y más.

Marcos. 

8 mar. 2012

Tu pompa, eso es lo único que te queda.

-No sé, no sé lo que quiero....
-Pues tómate un tiempo, siéntate y párate a pensar. Abre los ojos bien y observa a tu alrededor y piensa con calma, ordena tu mente, respira hondo y tómate todo el tiempo que necesites, olvídate de todo el mundo y métete en tu pompa donde puedas ver todo desde arriba.

Cris#.

4 mar. 2012

De camino al mundo.

Llámame de todo menos superficial. Suelo despedazar cada trocito de cielo que me regalas al tener tus notas musicales rondando mi cabeza.
Vivo en la estación viendo pasar trenes que nunca paran, apenas un transeúnte se percata de que existes y te pregunta el motivo que te lleva a estar ahí con una pluma y un papel lleno de tachones sin una idea exacta de todo lo que pasa frente a tus ojos que vas asimilando con cierta lentitud.
Un arrebato de luz que te haga ser como siempre soñaste sin tener que dar explicaciones de tus actos. Puede que sea la culpable de tanta capacidad de improvisación, pero lo que no necesito es que nadie me planifique apartado por apartado, la historia de mi vida.
Quizá observar es lo que me haya salvado de la indiferencia que tanto intento evitar, puede, que asombrarme cada vez que mire hacia el cielo, sonreír con el más mínimo movimiento de la nubes me haya ayudado a desarrollar la fuente de inspiración que llevo guardada tanto tiempo.
¿La diferencia molesta, duele, es depreciada? Yo diría que es una meta la cual sólo se llegaría a alcanzar a través de baches e inundaciones provocadas por los errores que rectificarías a pesar de los recuerdos que siempre dejan huella. Hasta las ratas del metro de Nueva York correteando entre la basura con una vida ajena a la de cualquier humano se sentaban a tu lado a escuchar tus absurdas historias. Supongo que solo te queda este maldito papel sobre el que escribo en días como éste, mente retorcida que no da apenas una solución consistente a mi no conclusión a la que quizá nunca quiera llegar.
Tantas veces has querido desconectar, que has conseguido cambiar por completo el sentido de esa palabra. A veces quieres cosas realmente imposibles al menos a simple vista para una persona etiquetada como normal. Esta vez lograste desconectar, de tal forma que te diste cuenta de que en realidad lo que necesitas es encajar la última pieza que antes creías que te sobraba, así termina el juego, con todas las piezas unidas para formar una vida, ¿la tuya? quien sabe.....

17 feb. 2012

Incapaz de alcanzar la utopía, la mía.

Mirada dulce, sí, cual lince cuando acecha a la presa. Silencio, pensé, y sólo una persona consiguió entenderme. No quiero escuchar las mismas cosas de siempre, lo único que necesito es taparme los oídos y observar todo con total atención a mi alrededor. No creo en la utopía, o quizá sí, pero no como la ven los cientos de humanos que viven imitando o siguiendo modas en todos los sentidos. Y no hablo de huir, simplemente de vivir el presente en mi cuerpo, en silencio. A veces tengo la impresión de no querer depender de nadie, pero nunca llego a conseguirlo, a veces, esa sensación llega hasta tal punto de no reconocerme si no es a través de las personas, unas más que otras, pero todas ellas forman, de una forma o de otra, mi yo, mi utopía imperfecta. Vivir, pensar y evadirse de la realidad.

8 feb. 2012

Ese fue el día en el cual me quedé sin poder volar.

No recordabas aquella sensación a pesar de haber sido dependiente de aquello durante tanto tiempo. Siempre te has sentido fuera de este mundo, tantas veces, que ya no sabías si de verdad estabas aquí o dónde. Entre galaxias me hallaba yo, tan perdida como la estrella más pequeña de aquella constelación de ahí. No sabía a ciencia cierta si lo que estaba viviendo era real o simplemente un mísero sueño fruto de mi imaginación. Cerca de ella te sentías como en años atrás, como si la vida te volviera a abrir las puertas de tu infancia de un día para otro... Olvidaba ese detalle, el de amar, amar sin una explicación exacta, o plantearse la opción de no querer que fuera exacta, simplemente suprimir lo previsto e improvisar...
Deja que el tiempo cure las heridas que tanto escocieron e infectaron tus ojos dejándote ciega. Tan vivo y muerto estaba allí, sin una explicación concreta, simplemente estaba allí ese sentimiento despreciado que nadie quería por exigencias del guión, yo decidí saltarme esa norma e ir a por ello a pesar de sus consecuencias. Quizá esa sea la razón que me lleva a ser tan intensa, o puede que bipolar, pero, no pienso cambiar, no pienso dejar todo abandonado, todo lo vivido por pequeñas heridas. ¿Quién sabe la receta de la palabra amar?

14 ene. 2012

Apareces tú, Noelia. #12.

Todavía no había empezado a saborear todo lo intangible de mi vida, es decir, todos los sentimientos más remotos que nadie había llegado a probar jamás. Sólo existían dos personas aparentemente normales, pero que en sus cabezas ocurrían cosas extremadamente fuera de lo "normal".
Dicen que un día, en tan sólo un día, tu vida puede dar un giro de 180º, algunas veces no aciertan, pero otras, dan en el clavo. Nadie llegó a entender el motivo de todo esto, tampoco me inquietaba, sólo sabía que quería estar a tu lado, que era lo que más me importaba. No había día en el que no cogiera el móvil y no pusiera "Tienes una llamada perdida de Hermanita", eso es lo que me hacía fuerte cuando más lo necesitaba, cuando pensaba que quería estar sola pero en realidad necesitaba a alguien, alguien que no importaba que estuviera a la otra punta del mundo para escucharme, alguien que me diera razones para continuar, alguien que me hiciera pensar, alguien que por fin encontré ese tal día,sí, aquel 12 de enero de 2010, y fue como si una estrella naciera de repente, cuando en los momentos más frustrantes en los que te querías ir del mundo hubiera alguna razón, y sólo una, para seguir, sí, apareciste tú en mi vida, Noelia Tostado Serván. Hablan de algo más que una simple amistad, ¿amor? ¿complicidad? No, tenemos la costumbre de etiquetar a todo con un nombre, ¿por qué? Porque todo esto es diferente, y lo diferente, es lo que nos hace especiales. Sólo quiero describir esto con una simple frase: Prométeme algo, prométeme que si me caigo no me vas a seguir, que no me vas a olvidar, que nunca me vas a soltar de la mano, que cuando te diga al oído no te vayas, no te des la vuelta y se te caiga una lágrima... Prométeme que vas a seguir siendo la Noelia de hace dos años, y que nada lo va a cambiar...
Ya nada será lo que era, seguiremos creciendo, no seremos las niñas que hemos sido, no nos importarán las mismas cosas por las que sufríamos antes, cambiaremos, pero.....Quiero que te sigas acurrucando a mi lado en las noches de invierno, cuando mi friolera preferida no aguanta que no quisiera meter la llave en la puerta de mi portal porque está deseando llegar a casa y meterse debajo del edredón de mi cama... lo único que no quiero que cambie de mi vida eres tú.