Pasé mi vida entre andenes.

Pasé mi vida entre andenes.

31 dic. 2011

GRACIAS #MAREAVERDE

Gracias a toda esa gente que he conocido en este 2011, y que estoy segura que no saldrán al pasar este último día. Gracias por hacerme creer que un mundo nuevo es posible y que los imposibles hay que dejarlos aparcados al otro lado de la acera, gracias a la #mareaverde por estos meses tan intensos y emocionantes que hemos pasado, por ese cariño en momentos en los que decíamos que no podíamos hacer más, y por esas personas que han seguido animándonos hasta pringándonos de pintura verde en la cara y en las manos, globos al cielo y sonrisas llenas de amor. Gracias por los vídeos, por las canciones, por los abrazos, por el esfuerzo, por la dedicación, por la valentía, por la lucha y sobre todo, gracias por no rendiros. Gracias porque me habéis enseñado a ser fuerte, a no rendirme y a aprender de los errores. Gracias a tod@s por ser PÚBLICA.

 

26 dic. 2011

Super protegida por tu propia conciencia.

Mi conciencia apenas me dejaba asomarme por la mirilla de la puerta para que no fuese libre de saber lo que sucedía ahí fuera, me tenía tan super protegida que había conseguido que me evadiera completamente de la realidad que me ataba de pies y manos, sólo mi fuerza era capaz de hacerme inteligente. Tan sólo escuchaba programas basura a todo volumen que venían la casa de la vecina del 1º B que se la veía interesada por la vida de los demás antes de preocuparse de la suya misma.
Mi mente no me dejaba ni salir a respirar un minuto, incluso ni recordar mi infancia en aquel columpio del pueblo al que quería ir después de comer en un tarde de verano.
Recuerdo la vez en que me susurraron al oído que con esta cabeza me comería el mundo, pero a esa edad, no era consciente de todo lo que conllevaba aquello.
Ahora, hay veces en las que me siento acorralada y confundida al no saberlo todo o por querer saber mi futuro de una manera exacta, como el resultado de una ecuación; pero a la vez emocionada de poder improvisar y llevarme sorpresas en este mundo del que nadie sabe nada.
La única conclusión a la que he conseguido llegar es que el secreto de la vida está guardado en un cajón el cual no se puede abrir porque la llave fue destruida por aquellos que nos hacen sufrir y nos quitan nuestro derecho a expresarnos, a pensar, a dar ideas, sólo porque a ellos no les interesa.

3 dic. 2011

Es una ruleta que gira y gira y no da marcha atrás.

 Y no, no quieres que pase, cada año te haces una promesa, pero nunca la cumples. Has decidido que vas a vivir la vida a tu manera, pero sabes que los demás no se pueden adaptar a tu mundo, que eres tú, tú y solamente tú, metida dentro de esa horrible situación que se repite año tras año. Y, sí, cuando estaba a tu lado, cuando dedicaba las veinticuatro horas del día a ti te sentías llena , no te faltaba nada más. Y al cabo de tres años, tres años en los que fuiste como una madre, pasó lo que llevabas intentado evitar pensar cada día, se fue, pero, a pesar de la promesa que te hizo, se fue sin deja huella, se fue y te dejó hundida como si nada hubiera pasado, como si una estrella se hubiera apagado al cabo de miles de años. Y ahí, en esos momentos, es cuando te das cuenta de que nada había sido como pensaste.
Y lo peor de todo es que lo prometiste, prometiste no volver a aferrarte tanto a alguien, pero es que, por más que lo intentas, te resulta imposible. Dentro de un año, tan sólo un año, todo se esfumará, pero esta vez será diferente, ahora te toca a ti, ahora serás tú la que te vayas, y no lo podrás soportar, ya no te levantarás a la hora de siempre para preparar la mochila y salir corriendo para no llegar tarde a clase, no podrás sentirte arropada por los que siempre estuvieron a tu lado que ya no estarán, no podrás preguntarle a tu cómplice profesor en días de aburrimiento que si puedes ir al servicio, sólo para que te dedique una sonrisa, no podrás reírte a carcajadas con la compañera de la izquierda porque nunca entendería la locura de esos días, ya no podrás salir al recreo y quedarte en el rincón más recóndito en un día malo y quieras estar sola. No podrás volver a entrar en ese sitio que te hizo persona. Lo echarás de menos y ya no podrás dar marcha atrás.

26 nov. 2011

Ser presión y desaparecer sigilosamente.

Cuando eres consciente de que nada es como algún día imaginaste, de que alguien te deja olvidada como gotas de lluvia en un cristal roto...

11 nov. 2011

Fui mi propia trampa.

Ibas tropezando por un camino lleno de piedras pero nunca te caías, tenías un equilibrio sobrenatural, ese camino empezó a doler hasta que te quemó poco a poco la planta del pie, lo notabas, sufrías, pero no querías parar de hacerlo. Siempre solías pensar que tú podías con todo pero de lo que no eras consciente era de que aquello no era cierto, que notabas un ligero cosquilleo no muy agradable que te hacía parar en medio del trayecto. A veces te preguntabas por qué eras incapaz de seguir intentándolo al menos, pero es que llegas a un punto en el cual te resulta imposible, nadie te ayuda en ello.

11 oct. 2011

LUCHAR.

Una de mis pasiones es luchar. Apenas tenía un añito cuando ya me llevaban a esos sitios tan extremadamente extraños. Recordaba con nitidez aquella multitud de gente gritando, cantando, bailando, todos en una piña y al mismo tiempo, lo que hacía que fuera más bonito aún. Quizá fuera demasiado pequeña para entenderlo, pero intuía que lo que me transmitía era algo bueno.
Mi madre y mi padre me contaban año tras año el motivo por el cual acudíamos a tales sitios, pero jamás llegué a retenerlo en la cabeza. Esta historia se repetía cada año que pasaba hasta que empecé a comprenderlo todo mejor, me percaté de que el motivo de estar todos unidos tendría un bonito fin, el de luchar por algo.
Llegan los 16 y, aunque no te quieres dar cuenta, todos esos pasos dejan huella, ahora es cuando soy consciente de todo lo que significa lo que me han estado enseñando en el camino de mi vida, y ahora es cuando te paras a pensar en que te toca a ti seguir con el relevo, que eres, en cierta manera, el futuro.
A veces me da por sentarme delante de mis abuelos y les pregunto con ansia todo por lo que han luchado en el recorrido de su vida y lo que han llegado a conseguir con tanto esfuerzo y dedicación.
Siempre me cuentan la historia de mi bisabuela, saliendo con la bandera republicana a la calle al principio de la guerra, o la de mi bisabuelo, sargento del ejército republicano en la Guerra Civil, que le costó la vida cuando mi abuelo apenas tenía 4 años.
Todo esto me enseña a ser valiente, a no temer a nada, a conseguir mis objetivos por muy duro que sea, a comerme el mundo, a estudiar, a aprender, a informarme para así ser más libre y crítica con las situaciones concretas y las injusticias de la vida.
A lo largo del camino que he vivido durante todos estos años, me han caído encima millones de reproches al querer transmitir mi forma de pensar que muy pocos compartían, quizá fuera porque soy algo rara o al menos un tanto diferente al resto. Solía rodearme de gente muy distinta al resto, con un sentido crítico de la realidad y ajeno a este mundo. También tenía amigas que pensaban que estaba algo obsesionada con sacarle pespuntes a todo, pero supongo que eso es lo que me hacía sentir viva.
Cuando llega el punto en el cual necesitas sacar todo de ti, te ves obligada a actuar, sobre todo si ves injusticias a tu alrededor con las que no estás de acuerdo, por lo que se debe salir a la calle a protestar, a argumentar a los que ignoran la realidad y a dialogar para que se den soluciones, siempre intentando que te escuchen e interesándote por las ideas de los demás.
Aunque hay personas que ni siquiera se acercan a ti para preguntarte porque prefieren evadirse de la realidad, hay que luchar para que esto cambie, y supongo que el comienzo de esta nueva historia se encuentra dentro de esta generación que en un futuro será la que conducirá a esta sociedad hacia un nuevo horizonte, confiando en que sea más justo, democrático y participativo.

27 sept. 2011

Y algún día llegarías a ser feliz.

Cuando te sentías fuerte
alguien invadió tu mente,
te dijo que no eras quien creías ser,
serías la persona especial que nunca lo fue.
Como esa flor que murió antes de nacer,
como aquella estrella sin apenas luz
que sería determinante en tu vida.
Pero antes de darte por vencida
grita, llora, corre, sonríe
porque sabes que el detalle más pequeño
es el único que puede llegar a hacerte feliz.

7 sept. 2011

De otro planeta...

A veces no se quien soy
o simplemente es una sensación
que nadie percibe.
Piensa que eres de Marte,
los demás de Venus.
No eres esa personas que esperabas
pero sabes que te encanta
no ser como el resto.
No coincidiré con este mundo
pero ahora sé que eso me hace fuerte.

27 ago. 2011

Tan diferente...


Siempre te guías por las voces que se encuentran a tu alrededor, nunca por la tuya. Como todos los días, te levantas de la cama cansada, sin apetito, no era un día cualquiera ya que después de un verano largo y agotador no tienes nada de ganas de empezar un nuevo año, porque te quitaron de tu vida una de las cosas que se estaban haciendo imprescindible en esos momentos, una sonrisa se esfumará y empezaremos como si nada como llevas haciendo todos los días desde que naciste. Siempre empezabas con ilusión un curso nuevo, pero no sé, esta vez quizá fuera diferente, quizá fuera mejor, cosa que dudabas mucho y corres veloz, con actitud, levantas la cabeza y vas a la entrada, ves a tus amigas y disimulas contando las historietas de adolescentes de siempre, aunque fuera mentira, ya que tú eras diferente y no te querías sentir alejada del resto.

9 jul. 2011

Recuerdos.

Recuerdos que algún día olvidarás,
que algún día harás todo lo posible
para encontrarlos, pero que nunca aparecerán.
Recuerdos que apenas añoras,
quizá sí, pero eres consciente
de que nunca fueron tan importantes como imaginaste.
Recuerdos vacíos, como aquella sonrisa
que prometiste no olvidar.
Recuerdos alegres,
que sólo provocan desesperación.
Recuerdos, sólo pido eso.

18 jun. 2011

Discurso 4º E.S.O

Emprendes un camino dentro de este mundo lleno de posibilidades, pero también de dificultades que debemos afrontar día a día, una de las primeras etapas consiste en recorren el trayecto del instituto. En él te cruzas con personas, unas más importantes que otras, pero te das cuenta de que aun así cada una te han aportado algo que nunca dejarás escapar. Muchas veces te paras a pensar en si, incluso la persona con la que no te hablabas o simplemente no te llevabas bien te ha marcado, y efectivamente te dabas cuenta de que ella era la pieza del puzle que te faltaba por terminar.
Tras cuatro años eres consciente de todo lo que has vivido junto a gente que tú no has elegido para compartir esta etapa tan bonita pero tan difícil de tu vida, todos aquellos sentimientos que experimentas, amor, pavo, depresión y al minuto felicidad, y ellos siempre han estado ahí cuando más lo has necesitado.
Poco a poco ves que el tiempo pasa y que hay personas que te rodean que deciden marcharse por el motivo que sea, y crees que el mundo se te cae encima y que no puedes hacer nada para impedirlo, pero este curso me ha enseñado a ser fuerte, a guardar todos mis recuerdos, pero también a vivir al límite y a empezar a despegar para llegar a conseguir mi meta, por mucho que me cueste dejar todo atrás.
Tan sólo nos quedan dos años de esfuerzo máximo para intentar que nuestro futuro sea el mejor posible. Ahora sólo nos queda aprovechar y disfrutar de lo que dentro de un tiempo añoraremos. Para terminar, me gustaría dar las gracias a cada uno de los profesores que nos han dado el empujoncito final para que diésemos todo de sí y para alcanzar nuestra nota deseada. También agradecer todas esas veces que hemos estado de bajón y habéis perdido vuestro tiempo en escucharnos y en darnos consejos para intentar que nos fuera mejor. Nunca olvidéis que cada uno de vosotros habéis colaborado en construirnos un futuro mejor. Gracias.

4 jun. 2011

Que no, que aunque lo intente no te recordaré. . .

Cuando rompes el vaso más preciado
o estropeas los momentos más esperados
te percatas de lo que está pasando,
de que te estás olvidando
aunque no te quieras dar cuenta,
y crees que lo tienes todo
hasta que esa pieza del puzle desaparece,
se desvanece poco a poco
hasta dejarte con una angustia insoportable
que jamás conseguiste calmar del todo,
y que por más que lo intentas
no eres capaz de volver a sentir
lo mismo que hace unos pocos meses.
Y te duele,
porque sabes que a ella le pasaría algo parecido
o al menos eso es lo que piensas. . .
Malditas cosas de la vida
que no te permiten ni recordar apenas el tono de su voz.
Seguiré esperando a que algún día
ilumines de nuevo mis ojos.
Sin derrochar ni una mísera lágrima. . .

25 abr. 2011

Sólo una etapa más.

Al parecer vi su luz
allí a lo lejos, y quiso desaparecer,
sucedió sin apenas explicación.
Se percató de que ya no sentía sus latidos
y, ¿acaso la conmovió?
Mi camino es opuesto al suyo
pero sé que apenas luchó.
Será por eso que su ausencia
no dolerá en mi corazón.
Ni un mínimo detalle
abrirá aquella ilusión
que alguna vez compartió.
Y ese infinito silencio
que me hizo guardar
todos nuestros recuerdos
en ese olvidado cajón.
Ahora voy siendo consciente
de lo fácil que es olvidar
y de lo difícil que es esperar
para creer que algún día
me enseñará a volar.
Y nunca serás su razón para soñar,
como esa estrella
que intenta ser distinta a las demás
pero que no tiene suficiente intensidad
para llegar algún día a brillar.
Y todo se acabará
y no existirán suficientes palabras
para expresar lo que significó nuestra amistad,
ni suficientes lágrimas
cuando vea que ya no estás,
ni suficiente tinta en la pluma
para escribirte lo mucho que te quise.
No existirán besos suficientes
para desearte lo mejor en la vida
y que dentro de unos años me recuerdes.
Pienso que las dos caeremos
en el error de olvidar,
y que estos tres años
sólo ha sido una etapa más.

25 mar. 2011

Atrapada..

Si te niegas a salir
de ese mundo solitario,
noche permanente
oscuridad que te impide
compartir tu vida.
No me enseñaron nunca a sobrevivir
ante la ausencia
de aquello que me hizo vivir.
Y si volviera al pasado
cometería de nuevo esos errores,
me tropiezaría con las piedras
que se opusieran en su camino
me volvería a arrepentir,
pero volería al pasado
solo para verte a ti.
Ya no sé con qué excusa
pasar por tu casa.
Ayúdame a salir
de este agujero
en el que estoy atrapada.

11 mar. 2011

Lánzate sin temor a caerte...

Arrastrada en el suelo
intentando tener la mínima intención
de coger fuerzas para mantenerme en pie.
Ya es hora de deshacerte
del miedo que te atrapa
y te impide ser normal.
Lánzate sin temor a caerte,
respira sin ahogarte,
relájate y desaparece de ese pensamiento
que te inquieta cada día que pasa.
Intenta disfrutar de lo que hay a tu alrededor
y no te dejes llevar por esa pesadilla
de no parar de sacarte defectos.
Aprende a quererte,
a saltar para intentar tocar el cielo
aprende a sonreir
y a no dejar que lo hagan por ti.
Cierra los ojos e imagina
todo lo que tienes por hacer
juega con tus sentidos
y hazlos florecer.

1 feb. 2011

Día a día tú y yo.


Día a día vuelas a mi alrededor
y me enseñas que la vida es bella.
Poco a poco retiras hojas secas de mi cara,
y haces que nazcan nuevas flores
a mi alrededor,
que hacen ver que esos ojos
con los que sueño son los tuyos.
Todo ese tiempo
en el que las interrogaciones
se encontraban en tu mirada
la vida no tenía sentido.
Pero sé que algún milímetro tuyo
me ayudaba y me daba fuerzas
para ver la luz a través de las tinieblas.
Esos susurros temblorosos que me decían:
coge mi mano y no me sueltes nunca.
Eres única en el mundo,
en nuestro mundo.
Gran soledad que me atrapa,
que me ahoga sin poder olvidarla,
hasta que llega alguien
que decide arrancarla de tu mente.
que lo consigue sin pedir nada a cambio.
Mi pensamiento intranquilo
al ver una relación sin sentido.
Y ver que su boca
dice que eso que pienso en una tontería.
Sólo deseo que cada noche
al despertarse recuerde
todos esos momentos a mi lado.

18 ene. 2011

Salías de la escuela...

Tus recuerdos,
te echo de menos,
cómo pasa el tiempo,
espero que me reconozcas
dentro de algunos años.

Muchos veranos
me alejarán de ti,
pero la distancia
no nos separará.

Tengo miedo de que el mundo pare,
de que el viaje hacia a ti no llegue nunca,
pero sé que me buscarás
cuando me pierda en la nada.

Todas esas mañanas frías
con tu compañía, con tu calor,
y yo bebiendo y bebiendo
porque sé que llegará un día
en el que te buscaré en clase
y alguien me dirá
que te cansaste de esperarme,
y mi eco responderá a mi grito desesperado.

Me escucharás y me dirás que no me vaya,
mi corazón latirá más y más fuerte,
recuerdos de antiguos versos
hacen que te regale mis abrazos.

Cada día tus besos
me dan fuerza para seguir.
Nunca te vayas,
y recuerda que nunca me cansaré de buscarte.

16 ene. 2011

El secreto de tu mirada

El secreto de tu mirada,
tu pensamiento intranquilo,
tu quemadura interna,
el beso que nunca diste,
mi regalo que nunca abriste,
todo mi cariño
absorbido en tantos meses.
Este amor que nos une
y esa lágrima que dejaste caer.
Tus dientes chirriantes
cuando las cosas fallan.
Tu mirada sigue siendo
un secreto cada vez que me faltas,
imagino tus palabras,
y escribo en un papel: te recuerdo.
Soplar esas velas
que algún día encendiste.
Apagarlas al ver
al ver que desapareciste.