Pasé mi vida entre andenes.

Pasé mi vida entre andenes.

9 oct. 2012

Invierto energía para desfallecer.

Invertir energía en cumplir mis normas de nostalgia de creer en el infinito y quedarme en el cero. Tengo tantas capas de indiferencia por terminar de dibujar que acabé siendo capturada por el miedo. Ayer confundí a la almohada con con mi vida, hoy regalo mi vida a la almohada y no me hago responsable de sus caóticos actos de mediodía.
Tan próximo está el futuro de mi, que de ti, sólo hace falta llevar todo este tiempo evitándolo para tenerlo en frente de mi. Quiero tu revolución, mi libertad y la llave del candado de tu taquilla, quiero coger todas tus cosas e irme, pero no puedo hacerlo. Detesto las despedidas, los cambios, los recuerdos que ahogan y los silencios que acaban en abrazos, odio odiar tanto al olvido y olvidaros, odio los cuentos de siempre, el tiempo y las ganas con las que te empeñas en abrir una puerta para luego volverla a cerrar.
Todo me irá bien, lo prometo.


Escrito el: 30-9-2012.