Pasé mi vida entre andenes.

Pasé mi vida entre andenes.

15 sept. 2016

Siempre estás.

Siempre estás. Subiendo, bajando de mis letras, bailando entre consejos y secando el mar de mis ojos.
Siempre estás aunque a veces piense que no, pero no te preocupes porque siempre acabas quitándome la razón.
Siempre estás, aunque los días y las circunstancias se pongan por medio y no nos dejen ver con claridad.
Siempre estás en las buenas y en las malas, en las curvas y en las rectas de mi vida.
Siempre estás enseñándome y aprendiéndome.
Y siempre con una sonrisa, que nunca se te escapa.
Siempre estás, sin rechazos y con cariño, con sentido y con amor.
Siempre estás, para guiarme en mi futuro, que una parte de lo que será fue pasado y que ahora me acompañas en el presente.
Siempre estás más lejos o más cerca, pero siempre y siempre quiero que estés.

No hay comentarios:

Publicar un comentario